Ariana Grande se defiende de los que la atacan en redes

La cantante no ha recibido la reacción que esperaba por parte de cierto sector de las redes sociales tras revelar que había sido tratada como "un trozo de carne" por un fan de su novio.

Foto anterior Foto siguiente

Archivado en:

La cantante Ariana Grande no ha recibido la reacción que esperaba por parte de cierto sector de las redes sociales tras revelar que había sido tratada como "un trozo de carne" por un fan de su novio, únicamente porque algunos consideran que se lo "había buscado" con su actitud provocativa

A la desagradable experiencia que vivió Ariana Grande hace unos días, cuando un fan de su novio Mac Miller les abordó en plena calle para felicitar al rapero por "lo sexy" que era su chica mientras actuaba como si ella no estuviera presente, se suman ahora las críticas que ha recibido a través de las redes sociales -plataforma en la que reveló el incidente- por parte de aquellos que consideran que el trato denigrante que recibió es consecuencia directa de la imagen provocativa que proyecta en su carrera.

Indignada ante tal demostración de ignorancia y machismo, la artista ha recurrido a las redes sociales para defenderse y dejar muy claro que nadie condicionará su comportamiento.

"Estoy viendo muchos comentarios del tipo: 'Pero mira cómo apareces en tus videoclips y lo que expresas en tu música. Eres demasiado sexual'. Por favor, esperad un segundo a mi próximo tuit", escribió la estrella de la música en su cuenta de Twitter como introducción a un alegato en el que defiende su derecho a actuar y vestirse como desee sin ser juzgada o atacada por ello.

"Lo repito: expresar sexualidad a través del arte no es una invitación para que se falte al respeto a una mujer. Igual que llevar una falda corta no debería aumentar el riesgo de sufrir una agresión. Es lo mismo que decir que, solo porque tengamos un aspecto determinado, ya estamos a disposición de cualquiera. ¡No es así! Tenemos derecho a expresarnos como queramos. Es la elección de cada mujer: nuestro cuerpo, nuestra ropa, nuestra música, nuestra personalidad... bien sea sexy, coqueta o divertida. No implica una invitación a nada".

De esta forma, Ariana ha hecho gala una vez más de su espíritu combativo, el mismo que le llevó a hablar del desagradable incidente como forma de exorcizar su sentimiento de culpa y vergüenza al tiempo que trataba de concienciar a sus seguidores de la importancia de ser siempre respetuosos a la hora de dirigirse a los demás.

"No soy un pedazo de carne que deba ser utilizado únicamente para el placer de los hombres. Soy una adulta que mantiene una relación con una persona que me trata con respeto y cariño. Me duele ver que hay tantos jóvenes que usan a la ligera ese tipo de vocabulario denigrante para las mujeres", afirmaba la intérprete de 23 años en la misma plataforma.

 

fuente: bangmedia