Lauren Jauregui reflexiona sobre sus dificultades para lidiar con la fama


La cantante Lauren Jauregui ha venido exhibiendo, a sus 21 años, unos niveles de madurez extraordinarios a la hora de mantener intacta la cordura en el caótico mundo del espectáculo, capaz de encumbrar a las jóvenes promesas con la misma rapidez con la que luego se desprende de ellas tras haberles embriagado con todo tipo de caprichos y delirios de grandeza.

Sin embargo, y al igual que otras estrellas juveniles que han terminado sucumbiendo a la presión y la creencia de ser omnipotentes, la joven de origen cubano también entró por la puerta grande en la industria televisiva y musical -participó junto a sus compañeras de Fifth Harmony en la edición estadounidense de 'Factor X' en 2012- sin saber demasiado bien a qué se atenía y, sobre todo, poco consciente de que tendría que superar un pedregoso camino hasta alcanzar el grado de confianza en sí misma que proyecta a día de hoy.

"Lo di todo por este trabajo sin saber realmente qué estaba haciendo. Era muy joven cuando empezamos en Fifth Harmony, solo tenía 16 años. Creo que hasta que no llegamos a los 21, los seres humanos no tenemos la capacidad de conocernos en profundidad a nosotros mismos o de procesar todo lo que vivimos en nuestro entorno. Pero también pienso que todo ocurre por una razón y que Dios sí que sabe lo que está haciendo", ha confesado a la revista Billboard.

🖤

Una publicación compartida por laurenjauregui (@laurenjauregui) el

Ha sido especialmente a lo largo del último año y medio cuando Lauren, quizá una de las componentes más discretas y tímidas de Fifth Harmony en los inicios de la banda, ha demostrado que se ha librado por completo de los complejos e inseguridades que habían marcado en su adolescencia. De hecho, la artista hizo pública su bisexualidad hace escasos meses y, desde entonces, ha aprovechado su condición de celebridad para luchar en favor del colectivo, así como de otras minorías tradicionalmente oprimidas.

"Tuve que aprender sobre la vida y crecer a nivel personal delante de todo el mundo. De esta manera, pude conocerme mucho mejor a mí misma y a la gente que me rodea. Y cuando digo que tuve que aprender todo, me refiero a literalmente todo, desde cómo hablar en público y comunicarme con fluidez, hasta cada una de las tareas que entraña el ser artista", ha explicado en la misma conversación antes de reconocer que, al margen de las dificultades, no cambiaría ni un solo detalle de la experiencia vivida. "Estoy convencida de que jamás me arrepentiré de la trayectoria que he seguido. Nunca lo cuestiono porque amo lo que hago y esta profesión me ha dado todo lo que tengo" puntualizó la cantante.

@im_miikey

Una publicación compartida por laurenjauregui (@laurenjauregui) el


Comentarios

Comentar