Alex Rodriguez se enamoró del lado menos glamuroso de Jennifer Lopez


De todos los momentos en que sus pasos podrían haberse cruzado con los del jugador de beisbol retirado Alex Rodriguez -en eventos benéficos, galas culturales y demás citas de la alta sociedad neoyorquina-, Jennifer Lopez tuvo que coincidir con él en una de las pocas ocasiones en que no estaba perfectamente maquillada y peinada, y enfundada en un atuendo que resaltara todas sus curvas.

La diva del Bronx ya ha relatado en muchas ocasiones cómo coincidió en un restaurante con su actual pareja y, por una vez, decidió ser ella quien diera el primer paso para acercarse a saludarse. Lo que no había revelado hasta ahora es que iba caracterizada como su personaje de la detective Harlee Santos en 'Shades of Blue', o lo que es lo mismo, con un aspecto natural muy poco habitual en sus apariciones públicas.

"Acababa de llegar de rodar una promo para mi serie 'Shades Blue', así que estaba vestida para el papel, básicamente como un chico: con botas Timberland, vaqueros, y el pelo corto y rizado. Él me miró, y cuando le dije: 'Soy yo, Jennifer', me respondió: 'Estás preciosa'", ha recordado JLo sobre ese romántico instante en la entrevista conjunta que ambos han concedido a la revista Vanity Fair.

You push me I push you... #yinandyang #rise #balance #insideandout Getting it in at @trufusion #namaste

Una publicación compartida por Jennifer Lopez (@jlo) el

Durante esa breve conversación, los dos acordaron volver a verse para ponerse al día de sus respectivas vidas, aunque debido a una confusión -y a que él no estaba al tanto de que la artista había concluido su relación con Casper Smart de una vez por todas- Alex acudió a esa cita pensando que se trataba tan solo de una cena entre amigos.

"Yo no sabía si se trataba de una cita. A lo mejor quería que quedáramos por la noche solo debido a sus horarios de trabajo. Acudí un poco incómodo, no sabiendo cuál era su situación", reconoce el deportista.

"Él no paraba de hablar y de hablar acerca de sus planes, de cómo acababa de retirarse del béisbol, de cómo creía que volvería a casarse... todo ese tipo de cosas que no mencionas en una primera cita. No sé si pensaba que se trataba de una; yo sí. Me di cuenta de que estaba nervioso cuando me preguntó si quería una copa. Le dije que no bebía alcohol y me preguntó si me importaba que él se tomara algo. Estaba nervioso y me pareció encantador", apunta por su parte la intérprete para completar la versión de los hechos de su chico.

Al margen de esa confusión inicial sobre cuál iba a ser la naturaleza de su relación, a día de hoy la pareja no podría disfrutar de una mayor estabilidad, algo que ambos atribuyen a sus orígenes humildes, sus raíces latinas y su ética de trabajo.


Comentarios

Comentar