Kevin Spacey se queda sin el Emmy honorario y sin una nueva temporada de 'House of Cards'

Las reacciones a las acusaciones realizadas por el actor Anthony Rapp contra Kevin Spacey, quien asegura que el famoso intérprete le inmovilizó sobre una cama para tratar de forzarle a mantener relaciones sexuales cuando el primero tenía tan solo 14 años, no se han hecho esperar. Este mismo lunes la Academia Internacional de las Artes y Ciencias de la Televisión ha anunciado que no le entregará el 'Emmy Founders Award', un premio honorífico en reconocimiento a toda una carrera, "en vista de los últimos acontecimientos", según apunta el escueto comunicado que han enviado.

En el momento en que se anunció que la estrella de 'House of Cards' recibiría dicho galardón, el pasado mes de junio, el propio presidente de la Academia citó su talento "multidimensional" y su éxito tanto en el cine  como en la televisión y el teatro, en calidad de actor y de director artístico del teatro londinense Old Vic hasta 2015, como algunos de los méritos que le hacían merecedor de dicho honor.

Sin embargo, ahora una de las grandes personalidades de la industria se encuentra en un momento muy delicado de su carrera, especialmente tras reaccionar de manera muy poco acertada ante el relato de Rapp. Aunque Spacey se disculpó a través de un comunicado compartido en su cuenta de Twitter, atribuyendo su comportamiento (del que aseguró no acordarse) a un exceso de alcohol, también aprovechó ese mismo comunicado para anunciar que había decidido vivir abiertamente "como un hombre gay" tras mantener relaciones tanto con hombres como con mujeres en el pasado. Esa jugada fue interpretada por muchos como una maniobra para desplazar la atención mediática de las graves acusaciones que pesaban contra él hacia su vida privada, que siempre había tratado de proteger a toda costa, y le valió duras críticas por relacionar en un mismo mensaje el hecho de que fuera homosexual con el comportamiento inadecuado que había desplegado con un menor de edad.

Pero sin duda el golpe más duro de asimilar para el actor habrá sido la cancelación de la serie de Netflix que protagoniza junto a Robin Wright. Una vez se emita la sexta temporada, que ya está rodándose, el gigante del streaming optará por desarrollar una serie de spin-offs que no contarán con el personaje de Frank Underwood interpretado por él. Pese a que esta posibilidad llevaba contemplándose desde principios del verano, ha sido el escándalo al que se enfrenta ahora su estrella principal lo que ha precipitado la toma de esta decisión.

"Media Rights Capital y Netflix están muy preocupados por las últimas noticias relacionadas con Kevin Spacey. En respuesta a las revelaciones que vieron la luz anoche, los ejecutivos de nuestras dos compañías viajaron esta tarde a Baltimore para reunirse con el reparto y el equipo, con el objetivo de asegurarse de que se sienten protegidos y apoyados. Como ya se adelantaba anteriormente, en estos momentos Kevin Spacey no está en el set de rodaje".

TE RECOMIENDO


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

El tradicionalmente tímido intérprete tenía reservas a la hora de aceptar una distinción tan mediática, por lo que su actual pareja tuvo que ayudarle a aceptarlo

Gwen Stefani tuvo que convencer a Blake Shelton de ser el 'Hombre más sexy del mundo'

El tradicionalmente tímido intérprete tenía reservas a la hora de aceptar una distinción tan mediática, por lo que su actual pareja tuvo que ayudarle a aceptarlo

El intenso ritmo de trabajo de la 'boy band' acabó pasándole factura a la salud mental del cantante

Liam Payne casi no sobrevive al ritmo de trabajo de One Direction

El intenso ritmo de trabajo de la 'boy band' acabó pasándole factura a la salud mental del cantante

La cantante habría acabado llorando durante un almuerzo con su pareja y sus dos hijos en un restaurante de Barcelona, debido a la indiferencia del futbolista ante su disgusto.

Nuevos rumores de crisis entre Shakira y Gerard Piqué tras una discusión pública

La cantante habría acabado llorando durante un almuerzo con su pareja y sus dos hijos en un restaurante de Barcelona, debido a la indiferencia del futbolista ante su disgusto.