Por esta razón Camila Cabello odia las redes sociales


Aunque nadie lo adivinaría al ver la intensa actividad que mantiene en la esfera virtual, en el fondo Camila Cabello no disfruta lo más mínimo compartiendo su vida en sus distintos perfiles sociales y únicamente consiente a hacerlo por complacer a sus seguidores, además de por el bien de su carrera.

"Odio las redes sociales, solo entro en Twitter para interactuar con mis fans y porque, bueno, es parte de mi trabajo. Juegan un rol fundamental a la hora de presentar mi trabajo y, siendo realista, es una parte de nuestro día a día. Pero yo no soy una persona muy pública, y no estoy en ellas todo el tiempo hablando de mí misma", reconoce en el número de diciembre de la revista tmrw.

Ni siquiera el potencial que le ofrecen Twitter, Instagram y Snapchat para dar la mayor difusión posible a su activismo social -Camila se ha posicionado en contra de la política migratoria de la actual administración Trump- compensa en su opinión todos los inconvenientes que conlleva la sobreexposición.

i'll never be the same

Una publicación compartida por camila (@camila_cabello) el

"La manera en que me pronuncio acerca de los temas que son importantes para mí es a través de mi trabajo y de lo que hago", ha aclarado, antes de ofrecer un ejemplo concreto: "Mi actuación en el programa 'Today show' se la dediqué a todos los dreamers [como se conoce a los jóvenes inmigrantes que han crecido en Estados Unidos bajo el amparo del programa DACA promulgado por Barack Obama] y hablé sobre ellos. Y el vídeo musical de mi canción 'Havana' trata sobre eso mismo, del cambio y de representar a los latinos como somos realmente, seres humanos".

this face is called "my buttcheeks are freezing but i still wanna be cute"

Una publicación compartida por camila (@camila_cabello) el

En el caso de muchas jóvenes estrellas, únicamente limitan su uso de las redes sociales para no verse envueltos en la polémica por culpa de una publicación inadecuada. Sin embargo, Camila no puede más que reírse ante la idea de que pudiera atribuírsele algún escándalo.

"No soy ese tipo de persona, soy muy hogareña, y para ser sincera ni siquiera hago nada que pudiera meterme en problemas para empezar. Así que nunca me he tenido que molestar en ocultar nada. Mi estilo de vida no es para nada controvertido. Quien soy de cara al público es más menos la misma persona que soy en la intimidad", asegura.

También al contrario que algunos de sus compañeros de profesión, a Camila no le molesta que le hayan colgado la etiqueta de 'ejemplo a seguir' para otras jóvenes, pese a la responsabilidad que pueda conllevar.


Comentarios

Comentar