Miley Cyrus reniega de su condición de estrella del pop


Cierto es que la cantante Miley Cyrus ha venido ofreciendo en los últimos tiempos un sinfín de muestras que revelaban su necesidad de dar un vuelco radical a su imagen y a su música, abandonando progresivamente esa faceta tan transgresora -y exitosa, todo sea dicho- que solía cultivar a principios de esta década para poder transmitir por medio de sus nuevas canciones, como el sencillo 'Malibu', un imagen más realista y auténtica de su personalidad.

Sin embargo, y al margen de alguna que otra entrevista en la que incidía en su deseo de dar un cambio a su estilo, hasta ahora la artista no se había expresado con la rotundidad que tanto la caracteriza sobre las sensaciones contradictorias que le genera su antiguo catálogo artístico, especialmente aquellos temas más pegadizos y comerciales que, con frecuencia, han terminado incluso hartándola.

"Llevas un año muy bueno en lo que a interpretar música pop se refiere, y eso que a mí, que soy aquí la estrella del pop, no me gusta la mitad de las canciones pop que salen hoy en día y, siendo sincera, ni siquiera me gusta la mayor parte de mis canciones pop. Pero tú has elegido una canción muy popular, y con la que los demás no tienen por qué identificarse, y la has hecho tuya, la has hecho personal", reflexionó la exniña Disney en su condición de jueza de la edición estadounidense de 'La Voz'.

A pesar de las ventas tan decepcionantes que ha venido cosechando su tercer disco, 'Younger Now', desde su llegada a las tiendas el pasado mes de septiembre, además del escaso impacto que han tenido en las listas de éxitos los sencillos que ha lanzado después de la mencionada 'Malibu', la carismática intérprete ha dejado claro desde el principio que este es probablemente su álbum más personal en el plano lírico y el más sofisticado en términos de sonido, ya que en sus temas mezcla el folk de sus orígenes -su padre es el reputado cantante country Billy Ray Cyrus y su madrina es nada menos que Dolly Parton-, con el rock clásico y unas notas de suave electrónica.


Comentarios

Comentar