Los selfies aéreos ya son una realidad


Cuando ya creíamos haber exprimido al máximo la moda de los autorretratos, con la creación de los palos-selfie que permitían un encuadre mayor o las fundas móviles con iluminación incorporada para garantizar la instantánea perfecta en cualquier momento del día o de la noche, ahora ha llegado a nuestras vidas AirSelfie.

Este nuevo invento aún está tratando de conseguir a través de Kickstarter la financiación necesaria para aterrizar en los mercados de todo el mundo, pero promete convertirse en verdadero fenómeno al ofrecer a sus usuarios la posibilidad de sacarse fotografías desde el aire. El aparato en cuestión es un dron ligero que ya ha sido calificado como "la cámara voladora portátil más pequeña del mundo" y que, a través de una aplicación móvil, permite controlar esta minúscula aeronave para obtener imágenes de en sueño.

AirSelfie surge como respuesta a las limitaciones que encierra el arte del 'selfie' a la hora de inmortalizar posados en grupos o en los que el paisaje de fondo juegue un papel fundamental en la composición.

"¿Cuántas veces te has encontrado con problemas para encajar a veinte personas o más en un selfie de grupo? ¿Cuántas veces has tratado sin éxito de incluir una bonita puesta de sol en tu selfie de pareja? Despídete de tu palo selfie o de verte obligado a estirar tu brazo hasta límites insospechados"

Como en cualquier nuevo dispositivo tecnológico, el diseño juega un papel vital a la hora de convertir AirSelfie en una inversión lo más atractiva posible. El dron en cuestión se puede encajar en una funda de móvil especial, disponible para los modelos de teléfono más populares del mercado. Si bien esta carcasa es comprensiblemente un poco más voluminosa de lo habitual, ofrece la ventaja de servir a un mismo tiempo como cargador de la cámara para que esta esté siempre lista para su uso.


Comentarios

Comentar