Eminem casi pierde su habilidad para rapear por esta razón


Cuando el rapero Eminem decidió que había llegado el momento de buscar ayuda profesional para lidiar con su adicción a distintos medicamentos, que le había llevado a perderse las Navidades y el cumpleaños de su hija en 2007 tras sufrir una sobredosis que le llevó al hospital, al que regresó a las pocas semanas de recibir el alta por una rotura de menisco relacionada con su recaída, no podía imaginarse que la parte más dura de esa batalla comenzaría después de recuperar la sobriedad.

Hasta ese momento, la estrella no se había dado cuenta de que el consumo regular de drogas había pasado factura a su agudeza mental y, en consecuencia, a su talento artístico, cuya merma quedó reflejada en sus discos posteriores.

"'Encore' fue mediocre. Y 'Relapse'... bueno, eso era lo mejor que podía hacer en aquel momento. Para mí fue un álbum divertido porque estaba empezando a rapear de nuevo tras superar una adicción. Estaba tan espeso y despistado que todos los que me rodeaban pensaban que me había provocado algún tipo de daño cerebral".

"Estuve perdido en una especie de neblina durante meses. No conseguía que nada tuviera sentido; había pasado tanto tiempo desde la última vez que había hecho rimas sin tomar valium o vicodin que tuve que volver a aprender a rapear".

Thank you for having me yet again Glasgow! More pics tomorrow. PC: @jeremydeputat

Una publicación compartida de Marshall Mathers (@eminem) el

Los obstáculos que ha tenido que superar tanto a nivel personal como profesional son los que le hacen sentirse extremadamente orgulloso de su nuevo trabajo, 'Revival', independientemente de la aceptación que este obtenga entre crítica y público. En ese sentido, el rapero es consciente de que difícilmente podrá emular algún día el éxito que cosechó en el 2000 con su tercer disco, 'The Marshall Mathers LP', pero esa es una posibilidad que tampoco le atormenta.

"Siempre trataré de repetir lo que conseguí con 'The Marshall Mathers LP'. En aquel momento estaba en la cúspide de mi capacidad, ahora ya no tengo en mí la misma rabia de antes. Y si la tuviera, seguiría haciendo la misma música, y espero que eso haya cambiado. Y si siguiera sintiendo rabia, significaría que no he crecido como artista y persona".


Comentarios

Comentar