Las tensiones entre Selena Gomez y su madre no son culpa de Justin Bieber

El distanciamiento entre la famosa cantante y su progenitora habría sido provocado por la decisión de la primera de prescindir de sus servicios como mánager.

En las últimas semanas se ha hablado mucho acerca de los malos ojos con que verían en el círculo íntimo de Selena Gomez su reconciliación con Justin Bieber, hasta el punto de asegurarse que la decisión de la cantante de darle una nueva oportunidad a su novio de la adolescencia, con quien mantuvo una relación repleta de altibajos hasta 2013, había provocado un distanciamiento con su madre. Sin embargo, ahora ha salido a la luz nueva información que apunta a que el vínculo entre Mandy Teefey y su famosa hija se habría fracturado en 2013, cuando la antigua estrella Disney decidió prescindir de los servicios de su progenitora como mánager en contra del criterio de esta última.

"Selena siempre ha dicho que la persona que significa más para ella es su madre, Mandy, pero aun así tienen un historia muy complicada y han protagonizado numerosas idas y venidas"

Afirma una fuente al portal E! News.

A pesar de sus diferencias, la famosa estrella confió en su madre para que le ayudara a desarrollar uno de sus últimos proyectos más personales, la serie 'Por treces razones' que ambas produjeron y que sirvió para comenzar a enmendar sus diferencias después de un complicado período durante el que Selena permaneció incluso alejada de su familia, incluida la propia Mandy, su padrastro Brian Teefey y su hermana pequeña.

"Lo cierto es que todo eso causó una brecha enorme en su relación. Mandy ni siquiera la dejó hablar con su hermana durante mucho tiempo. Mandy y Brian hicieron todo lo que pudieron por Selena, así que cuando ella la despidió, resultó muy doloroso para Mandy a nivel emocional y profesional; perdió toda su influencia como mánager cuando Selena la dejó. Resultó muy duro, pero eventualmente reconectaron", apunta.

Pese a que Justin Bieber no haya sido el causante de las tensiones entre madre e hija, lo cierto es que su noviazgo con Selena tampoco habría contribuido a calmar los ánimos entre las dos mujeres debido a que Mandy aún no perdona al canadiense por lo mucho que hizo sufrir a su pequeña en su momento. Si bien es consciente de que tendrá que trabajar duro para hacer cambiar de opinión a los seres queridos de su chica, el antiguo joven rebelde ahora reformado gracias a la fe cristiana estaría preparado para esforzarse a fondo y demostrarles que es un hombre nuevo.


Comentarios

Comentar