Aaron Carter no quería acabar como Michael Jackson

El cantante ha vuelto a sincerarse sobre la radical bajada de peso que experimentó a lo largo de este año debido a sus problemas estomacales y cómo ha logrado recuperarse.

Aaron Carter no quería acabar como Michael Jackson

El cantante Aaron Carter no ha dudado en sincerarse una vez más sobre el "miedo" que le invadió a lo largo de este año tras percatarse de que sus problemas de salud y el consumo abusivo de ciertos medicamentos le habían llevado a experimentar una dramática bajada de peso que a punto estuvo de costarle la vida.

De hecho, no fue hasta que fue plenamente consciente de que podría estar siguiendo un camino similar al del malogrado Michael Jackson, quien murió de una sobredosis de propofol en 2009 después de varios años medicándose y en medio de un evidente proceso de deterioro físico, que el también hermano de Nick Carter decidió tomar cartas en el asunto y cambiar radicalmente de estilo de vida para poder volver a ser el que era.

Recording a special one tonight...

Una publicación compartida por @ aaroncarter el

"Michael murió pesando solo 52 kilos, y me rompió el corazón verle fallecer así. Amo a Michael con toda mi alma, pero en ese momento me dije que yo no quería acabar así. Y mírame ahora, mira cómo me he transformado en estos últimos meses. Mi salud siempre ha sido muy importante para mí, y también para todos los míos. Tenía mucho miedo".

Esos 52 kilos eran exactamente los que pesaba el antiguo ídolo juvenil cuando decidió, hace ya unos meses, ingresar en una clínica de rehabilitación para centrarse exclusivamente en su recuperación física y, al mismo tiempo, para lidiar con todos los problemas psicológicos y emocionales que le llevaron a tocar fondo.

Morning

Una publicación compartida por @ aaroncarter el

"Había momentos en los que me encontraba muy asustado, ¿sabes a lo que me refiero? Estaba muy estresado por culpa de todo aquello que tenía en mi cabeza y que no sabía cómo afrontar. Empecé a perder peso y, como además estaba en una relación algo tóxica en esos tiempos, se intensificó hasta el punto de que acabé bajando hasta los 52 kilos. No me lo podía creer".

Ha reconocido el artista, quien afortunadamente ahora mira al futuro con optimismo y, como él mismo admitía hace una semana, con ganas de conocer a una persona capaz de devolverle la sonrisa.

TE RECOMIENDO


Comentarios