Will Smith se pone romántico con motivo de su vigésimo aniversario

El actor ha enviado una preciosa felicitación de aniversario a su esposa asegurándole que la mayor lección que ha aprendido en su matrimonio ha sido la aceptarla y quererla tal y como es, y no como él esperaba que fuera

Will Smith se pone romántico con motivo de su vigésimo aniversario

Aunque hace unas semanas Will Smith adelantaba que su esposa y él no pensaban celebrar de ninguna manera especial su vigésimo aniversario de boda -en sus planes no entraba salir a cenar o intercambiar regalos, ni hacer una escapada romántica juntos-, lo cierto es que llegado el momento el famoso actor no ha podido resistirse a tener un pequeño gesto para con la mujer con la que ha encontrado la estabilidad sentimental y ha tenido a sus dos hijos menores.

"Hace veinte años, en un día como hoy, nos cogimos de la mano y caminamos hacia el altar de la manera más ingenua posible", arranca el mensaje que ha compartido en su perfil de Instagram junto a una imagen antigua, tomada previsiblemente el día de su boda, en la que su esposa y él aparecen vestidos de blanco. "Esto es lo que he aprendido desde entonces... El amor es como la jardinería; yo he aprendido a centrar mis esfuerzos en ayudarte a que florezcas y te conviertas en lo que tú quieras ser (en lo que naciste para ser), en lugar de exigirte que te conviertas en lo que mi frágil ego pudiera necesitar que fueras. He aprendido a encontrar el placer en alimentar tus sueños, en lugar de pelear contigo para satisfacer mis inseguridades y necesidades egoístas. He aprendido que el amor es escuchar, que el amor es dar. Que el amor es libertad. Feliz aniversario, mi reina. Viviré ahora y siempre dedicado en cuerpo y alma a alimentar tu mayor verdad", reza la romántica declaración dedicada a Jada Pinkett Smith.

Al margen de estas bonitas palabras, la estrella de Hollywood no ha sentido ninguna necesidad de remover cielo y tierra buscando un obsequio que representara todo aquello que siente hacia ella.

"Hace probablemente unos ocho años decidimos que dejaríamos de hacernos regalos en las fiestas porque siempre te los esperas. Preferimos sorprendernos en mitad del año. Así que, aunque sea el 11 de octubre, ella puede llegar a casa y decir: 'Hola, cariño. Es San Valentín'. Ese tipo de sorpresas son las que mantienen viva la chispa, mientras que si siempre esperas que el regalo de Navidad de este año supere al del año pasado, no conseguirás hacerlo", explicaba recientemente en conversación con el portal E! News

 

TE RECOMIENDO


Comentarios