Gal Gadot revivió el compañerismo del 'ejército' al vestir de negro en los Globos de Oro

La actriz israelí, que sirvió en el ejército de su país durante dos años, no ha dudado en comparar la hermandad mostrada por las actrices que vistieron de negro en la gala con la camaradería de las fuerzas armadas

La actriz Gal Gadot no podría estar más satisfecha ante su decisión de unirse a la iniciativa que llevó a la mayor parte de las artistas que pisaron la alfombra roja de los Globos de Oro a hacerlo vestidas completamente de negro, y no solo por el gesto tan significativo que ofrecieron todas ellas al subrayar así su repulsa a la impunidad de la que han venido disfrutando tradicionalmente la discriminación y los abusos de poder contra las mujeres, sino también porque de este modo volvió a experimentar de alguna forma la sensación de compañerismo que vivió durante sus dos años en el ejército de Israel.

 "El hecho de que todas apareciéramos de negro me hizo sentir que no importaba en absoluto nuestra apariencia, sino el mensaje que queríamos transmitir, que no era otro que el de mostrar solidaridad. Y tengo que decir que la alfombra roja me pareció una preciosidad", ha afirmado a la revista Vogue antes de comparar semejante exhibición de unidad con la imagen de hermandad que proyectan quienes luchan juntos por una "causa justa".

"Fue un gran despliegue de fuerza. Al ver que todo el mundo vestía de negro tuve la impresión de que éramos como un ejército de gente, hombres y mujeres que íbamos de la mano para reivindicar una causa justa. Me dejó gratamente impactada y la verdad es que ser parte de este movimiento me ha resultado inspirador y muy poderoso", ha aseverado en la misma conversación.

Wow what a night ! Congratulations to all the winners! Thank you Tiffany..for the bling 💎

Una publicación compartida por Gal Gadot (@gal_gadot) el

Además de dejar patente su orgullo ante la idea de pertenecer a un colectivo valiente que no ha dejado de alzar la voz en los últimos meses para combatir las injusticias y reclamar el respeto de sus derechos más básicos, la protagonista de la película 'Wonder Woman' presumía hace solo unos días de las innumerables lecciones de vida que le ha brindado también su condición de madre de dos niñas pequeñas, Alma y Maya, una faceta que le ha ayudado a desarrollar una admiración especial hacia todas aquellas progenitoras que, como ella, han tenido que aprender a lidiar al mismo tiempo con un sinfín de responsabilidades.

"Puede que esto suene un poco cursi, pero creo que todas las madres son una especie de Wonder Woman, de verdad que lo pienso así. A los niños no les importan la recaudación de las películas ni lo rentables que sean las películas de acción, por lo menos a las mías no les interesa lo más mínimo. Es como si te dijeran: 'Vale, eres Wonder Woman, pero ¿qué hay de cena?'. Son los niños los que te mantienen con los pies en el suelo. Puedo pasarme toda la noche en vela porque a mi bebé le ha dado un cólico y tener que levantarme a primera hora por mi hija de cinco años", explicaba en una entrevista reciente.


Comentarios

Comentar