Por esta razón Sophie Turner aún no tiene vestido de novia

La actriz prefiere esperar un poco más antes de empezar a buscar el vestido para su matrimonio con Joe Jonas, que supuestamente será en 2019.

Cuatro meses después de anunciar su decisión de pasar por el altar con el cantante Joe Jonas, la actriz Sophie Turner todavía no se ha puesto manos a la obra para encontrar el vestido de novia perfecto. Pese a que por el momento ni ella ni su chico han confirmado la fecha exacta de su boda, los rumores apuntan a que esta no tendrá lugar hasta al menos 2019, lo que justificaría en gran parte la cautela de la joven de 22 años, quien teme precipitarse a la hora de elegir su atuendo y darse cuenta, llegado el momento crucial, de que ya no se identifica con él.

"Creo que la moda no para de evolucionar. Nunca se sabe qué es lo que va a llevarse el año que viene, así que creo que por el momento me estoy conteniendo"

Ha reconocido la intérprete en conversación con el portal PeopleStyle.

De sus declaraciones se desprende que, aunque su pareja y ella se comprometieron el pasado octubre tras un breve romance de un año, de cara a su compromiso planearían precipitarse algo menos y tomarse su tiempo mientras preparan con calma los preparativos de su enlace.

gettyimages / gettyimages

Otro de las incógnitas en torno al gran día, especialmente si este tuviese lugar en algún momento de los próximos doce meses, era qué color de pelo luciría la novia para la ocasión: aunque Sophie es rubia natural, desde hace años tiñe regularmente su melena de pelirrojo para meterse en la piel de Sansa Stark en la serie 'Juego de tronos'. Sin embargo, ella misma se ha encargado de revelar ahora que de cara a la grabación de la octava y última temporada, cuyo rodaje aún no se conoce cuándo terminará, ha optado por recurrir a una peluca que le permita conservar su cabello rubio. Y por tanto, no hay motivos para que regrese de nuevo al equipo de las pelirrojas.

gettyimages / gettyimages

"Resulta en cierta parte reconfortante e incluso una motivación utilizar tu pelo para dar vida a un personaje. Cuando te pones una peluca, te da la sensación de que se trata de una transformación momentánea, y no te permite comprometerte por completo con el papel. Así que por norma general intento usar mi propio pelo", se ha justificado, sin entrar a dar más detalles de por qué en esta ocasión no volvió a sentarse en la silla del peluquero para cambiar su cabellera.


Comentarios

Comentar