Meghan Markle afronta con 'nerviosismo' los días previos a su boda con el príncipe Enrique

La futura esposa del nieto de Isabel II habría sucumbido ligeramente a la presión de tener que casarse ante la atenta mirada de todo el planeta y, sobre todo, de formalizar así su ingreso en la familia real británica

Meghan Markle afronta con 'nerviosismo' los días previos a su boda con el príncipe Enrique

bangshowbiz

Al igual que cualquier otra persona que se disponga a darle el 'sí quiero' a su pareja y, en consecuencia, se esté preparando para vivir uno de los días más especiales de su vida, la exactriz Meghan Markle se encontraría estos días bastante "nerviosa"' ante la idea de sellar su historia de amor con el príncipe Enrique en la regia ceremonia que tendrá lugar el próximo 19 de mayo en el imponente castillo de Windsor.

Claro está que las circunstancias en las que contraerá matrimonio la que fuera protagonista de la serie 'Suits' no son las mismas que las del común de los mortales, ya que su boda con el nieto de Isabel II se convertirá sin duda en uno de los eventos del año para la crónica social británica y, del mismo modo, escenificará su ingreso oficial en la familia real más mediática del planeta.

El hecho de que los ojos de prácticamente todo el mundo vayan a estar posados en ella -y también en su vestido de novia, a día de hoy uno de los secretos mejor guardados del enlace- y el simbolismo que tiene una boda de esta envergadura para un país tan monárquico como el Reino Unido habrían hecho mella -según afirman fuentes de su entorno- en el carácter normalmente tranquilo y sosegado de Meghan, pero tampoco lo suficiente como para que la futura novia haya perdido del todo su característica entereza.

#meghanmarkle #princeharry

Una publicación compartida por Meghan Markle (@meghanmarkle__) el

"Ahora mismo está sintiendo los típicos nervios de cuando se sabe que la boda es inminente, y a eso hay que añadir la presión de casarse en un escenario tan emblemático y rodeada de unos invitados tan distinguidos", ha explicado una fuente al portal de noticias 'Entertainment Tonight' antes de revelar que la madre de Meghan, Doria, y su buena amiga Jessica Mulroney se encargarán de reconfortarla en esos últimos días en los que el estrés y la ilusión se entremezclarán irremediablemente.

#meghanmarkle #princeharry

Una publicación compartida por Meghan Markle (@meghanmarkle__) el

"Doria ayudará a su hija a permanecer tranquila en los días inmediatamente anteriores a la boda. Jessica llegará en los primeros días de la semana que viene para asistirla con los retoques de última hora. Afortunadamente, el asunto del vestido está ya completamente solucionado. De hecho, Meghan tuvo la última prueba de vestido el pasado fin de semana y todo salió perfecto", ha asegurado el mismo informante.

TE RECOMIENDO


Comentarios