Cristiano Ronaldo niega las acusaciones de violación que pesan contra él

El ahora futbolista de la Juventus de Turín recurrió a su cuenta de Twitter para emitir un comunicado en el que desmiente el alegato de Kathryn Mayorga.

GettyImages

Solo unos días después de conocerse que Kathryn Mayorga había interpuesto una denuncia contra Cristiano Ronaldo, a cuenta de la presunta violación que habría sufrido por parte del futbolista en un suceso que se remontaría al año 2009, el ahora jugador de la Juventus de Turín ha recurrido a su cuenta de Twitter para emitir un comunicado en el que, como era de esperar, ha negado rotundamente los hechos que se le atribuyen.

Por si eso no fuera suficiente, el deportista luso ha criticado abiertamente el "espectáculo mediático" que, a su juicio, se ha creado en torno a un delito tan "abominable" como el que se desprende de las diversas formas en que se manifiesta el abuso sexual: todo ello con el mero objetivo, explica en su carta, de que determinados individuos se beneficien a su costa.

"Niego con firmeza las acusaciones que se han lanzado contra mí. La violación es un crimen abominable que va en contra de mis valores y de todo aquello en lo que creo. Dispuesto como estoy a limpiar mi nombre, rehúso también alimentar este espectáculo mediático creado por ciertas personas para promocionarse a mi costa", reza un extracto del mensaje que ha publicado tanto en inglés como en portugués.

De la misma forma, el astro del balón ha querido exhibir la "tranquilidad" con la que afronta las investigaciones que ya se han emprendido para llegar al fondo del asunto y su confianza en el buen hacer de la justicia. "Mi conciencia y mi honestidad me permiten de este modo esperar con total tranquilidad los resultados de esta y de cualquier otra investigación", ha sentenciado el exmadridista en la misma plataforma.

A principios de esta semana, el diario británico The Sun hacía públicos unos documentos legales que confirmaban que Mayorga, a través de sus abogados, había decidido llevar su testimonio a los tribunales tras casi una década de silencio sobre el incidente, supuestamente como consecuencia del acuerdo económico al que habría llegado con Ronaldo a tal efecto y que le habría reportado más de 300.000 dólares.

En un extracto del informe facilitado a la corte, los representantes legales de Mayorga aseguran que el futbolista "le forzó a entrar en el dormitorio y a tumbarse en la cama" del hotel en el que este se alojaba tras una noche de fiesta en Las Vegas, y que en el momento en que Ronaldo trató de iniciar las relaciones sexuales ella gritó claramente "No, no, no". Una vez consumado el acto, del que el delantero sostiene que fue "consentido", este se habría disculpado con Mayorga y le habría dicho que "normalmente se comportaba como un caballero", de acuerdo con la versión de los hechos de la denunciante.


Comentarios