los40 menu

  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VÍDEOS
  • TALENTOS LOS LOS40
  • ARTISTAS
  • ESTILO
  • Estas son las lesiones que puedes sufrir durante el sexo

    No siempre hay un final feliz.

    Estas son las lesiones que puedes sufrir durante el sexo

    Foto: Flickr/ferran-jorda

    En Gran Bretaña, aproximadamente un tercio de la población de la isla ha sufrido alguna lesión durante el acto sexual. Desde las caídas, golpes, torceduras y laceraciones hacen parte del itinerario de incidentes que pueden ocurrir mientras tienes sexo.

    Entre las sesiones más comunes están los dolores de espalda y articulaciones, tortícolis y desgarros musculares. Los ejemplos de accidentes sexuales son más comunes de lo que se cree, sin ir muy lejos, el caso del jugador de fútbol Kevin Boateng o para ser más cercanos el delantero de la Selección Colombia, Víctor Ibarbo; ambos famosos por enviar a sus respectivas novias al hospital, después de un incidente after sex.

    Una de las más dolorosas consecuencias de no tener cuidado al tener sexo es la factura del pene, dirán los pacientes conocedores, que es uno de los peores dolores que han sentido en su vida. A pesar de ser un órgano sin hueso, durante la erección puede sufrir un desgarramiento, a lo que se le llama fractura. La pose vaquera invertida (en la que ella monta al hombre mientras le da la espalda) es en una donde puede ocurrir este accidente.

    Para curar la fractura, no hay necesidad de cirugías, sólo unos cuantos días de inmovilidad en donde el miembro viril esté en reposo y el hielo también será una buena opción.

    La mala práctica de sexo oral tanto en hombre como mujer, puede ser un causante de alguna lesión o posterior enfermedad. ‘No soplar’ en ambos casos, deberá ser una regla ya que, por ejemplo en el caso de la mujer puede producir una embolia gaseosa, ¡qué puede trascender hasta en problemas para el hígado!

    También hay casos de conjuntivitis en los que el causante ha sido el semen. El líquido seminal créelo o no tiene más que espermatozoides; el tejido ocular por ejemplo es sensible a ciertos tipos de objetos extraños y más si el ‘liquido’ del que hablamos viene del pene menos limpio del mundo.

    Juguetes sexuales y condones ‘atorados’ en la vagina también pueden ser producto de una relación sexual, muy loca o muy tonta. Si no eres Mc Gyver, no lastimes a tu pareja; el sexo es un acto físico que implica lesiones cuando no se practica bien.


    Comentarios