Tus lunares pueden decir como es tu personalidad

Parece que no están ahí sólo de adorno.

Tus lunares pueden decir como es tu personalidad

Foto: LorealParis/BlakeLively

A partir de la melanomancia, una técnica oriental, se puede demostrar que detrás de los lunares hay un lado totalmente desconocido. Desde los pueblos gitanos, hasta los emperadores en la China utilizaban este mecanismo para adivinar como eran las personas.

Ellos aseguran que los lunares pequeños son más importantes que los grandes, además que los lunares redondos significan buena suerte; por otra parte los puntiagudos indican un temperamento agresivo.

Mira aquí como los lunares, dependiendo de su ubicación, pueden definir tu personalidad:

Axilas. En el lado izquierdo traduce en que eres una persona que lucha constantemente en los primeros años de su vida, pero con dificultades después pero logrará lo que desea. En el lado derecho son cautelosos en los negocios, prudentes.

Mentón. Eres una persona generosa, agradable, trabajadora, responsable y respetuosa. Te gusta viajar, conocer. Eres muy fraterno/a.

Brazo. De vida afectiva apasionada, intensa pero estable.

Cadera. Eres muy enamoradizo, pero práctico. Ingenioso y estratega, no lo entregas todo completo pues la razón domina al corazón.

Cejas. Si es en la derecha significa que te mantienes firme ante las dificultades, no le temes a nada con tal de cumplir tus objetivos. En la izquierda, lo contrario, desilusiones, debilidades y angustias.

Codo. Amor por los deportes y el arte, tienen muchas posibilidades de conseguir fortuna. En elk amor presentan muchas dificultades y enfrentamientos.

Cuello. En la parte de adelante traduce buena fortuna, fama y grandes amores. Sí es en la parte de atrás habla de una persona en donde su salud depende mucho de lo que come.

Dedos. Falta de habilidad y diplomacia para solucionar problemas con los allegados. Habla de una persona que critica.

Espalda. No tienen paciencia, además puede significar dificultades en los negocios o en la familia, por problemas para reflexionar antes de actuar.

Frente. Éxito en la profesión, el amor y la fama.

Hombro. En el hombro derecho es símbolo de un espíritu inquieto, inconforme con su suerte. En el izquierdo significa todo lo contrario, habla de una persona conformista y con pocas ambiciones.

Ingle. Del lado derecho puede ser símbolo de mala salud. Si está en el lado izquierdo puede significar problemas financieros.

Labios. Es una persona bondadosa, alegre y noble pero con ambiciones claras para mejorar su vida. Es persona llena de sensualidad, erotismo y pasión.

Manos. Abundancia si la persona es cauta, sincera y leal. Es símbolo de salud, riqueza y amor, con suerte en el trabajo y muchos talentos.

Mejillas. Habla de una persona estudiosa que ama la cultura y el conocimiento. Moderado en sus pasiones y sus críticas. No necesita las cosas materiales para ser feliz.

Muñeca. Con mucho talento, buen carácter, cordial y amante de las artes. En la muñeca izquierda habla de problemas sentimentales, en la derecha significa lo contrario.

Nalgas. Una persona que aceptará cualquier forma de vida antes que luchar por lo que quiere, también es una persona inestable con tendencias de infidelidad.

Nariz. Al lado significa contratiempo en cualquier ámbito de su vida y un carácter agresivo.

Ojos. Habla de una persona sabia y talentosa pero sin felicidad o riqueza.

Ombligo. Un hombre con este tipo de lunar tiene proeza en los deportes, negocios, trabajo y juegos de azar. Las mujeres suelen ser apasionadas y con intensos deseos por ser madres.

Orejas. Pronostica sorpresas agradables, riquezas inesperadas, éxitos profesionales, aventuras y triunfos.

Pecho. Con ataques de cólera y poca disposición a trabajos rutinarios.

Pezón. Desea aventuras sentimentales y conquistas de amor como en los cuentos de hadas, pero también se trata de una persona con poca disposición para el estudio y el trabajo.

Pie. Le gusta la rutina y los trabajos sedentarios, pero deben ejercitarse para no sufrir problemas de salud.

Basado en: http://culturacolectiva.com/

MÁS SOBRE:


Comentarios