Para evitar el coronavirus, un trabajador entró a su oficina con un dedo de silicona

Esta persona se encontraba en cuarentena.

Para evitar el coronavirus, un trabajador entró a su oficina con un dedo de silicona

Richard Skrubis tiene una empresa en Letonia y, a pesar de estar en cuarentena, tuvo que ir a su oficina. Pero para entrar a ella debía poner su dedo en un lector de huellas digitales, lo que lo exponía al coronavirus.

Para evitar tocar el lector, Skrubis diseño un dedo de silicona y lo puso en un palo, así pudo entrar a su oficina sin necesidad de tocar el escáner.

A través de su cuenta de Twitter publicó un video donde mostraba como entraba a la oficina.

Richard también mostró, con una foto, cuál fue la mano que se cubrió para realizar el molde del dedo.

A pesar de esto, Skrubis tendrá que desinfectar el dedo falso ya que muchas personas han usado el escáner y este está lleno de gérmenes.

 


Comentarios