Niña mala, muy mala!

A la mamá de Britney Spears no le gustó para nada el nuevo video de su hija.

La superestrella aparece frente a las cámaras en un corto y apretado short de jean y un diminuto top de bikini blanco en sensuales escenas junto a un apuesto modelo francés que la acaricia y se deja acariciar por ella mientras disfrutan del romance que ofrece el mar y la playa.

La madre de Britney, una conservadora profesora de escuela primaria de una pequeña ciudad de Louisiana que hasta hace poco se desempeñaba también como su manager personal, se enfureció al ver el video clip del tema "Don't Let Me Be The Last To Know" que ha provocado diversas reacciones entre los fans y los no fans, e inmediatamente mandó editar las escenas más atrevidas.

Britney, que fue criada en una atmósfera estrictamente religiosa, Bautista, ha respetado los deseos de su madre y ha mandado a re-editar las escenas más apasionadas y candentes del clip.