los40 menu

  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VÍDEOS
  • TALENTOS LOS LOS40
  • ARTISTAS
  • ESTILO
  • Los besos de Enrique

    El Madison Square Garden es un lugar mágico y lo fue mucho más cuando durante cuatro largos minutos logró que Enrique Iglesias estuviera "casado" con una admiradora que, a juzgar por su excitación, cumplía su sueño.

    Todo ocurrió cuando el cantante español, que se trasladó a vivir a EEUU cuando tenía sólo ocho años, decidió elegir en su concierto de anoche a una de las espectadoras para que subiera al escenario, y dedicarle personalmente uno de sus principales éxitos: "Hero".

    Resultó que la estadounidense, que escaló el escenario a duras penas, estaba casada y su marido se encontraba a unos metros. Por unos segundos Enrique se apartó y dudo qué hacer. Pero reaccionó inmediatamente con humor y cierta picardía.

    "Con su permiso señor -dijo volviéndose al público-, durante los próximo cuatro minutos me convertiré en su esposo. ¿OK?" acertó a decir Iglesias sin mencionar a su actual compañera sentimental, la tenista rusa Anna Kournikova.

    Fueron cuatro inolvidables minutos en los que la "prestada esposa" de Enrique vivió flotando al no poder creerse del todo que tenía en sus brazos a su ídolo quien, además, le cantaba "quiero ser tu héroe, nena... quiero estar contigo para siempre...".

    Más de la mitad del Madison Square Garden -repleto de féminas seguidoras del cantante- quiso ser esa afortunada, que no perdió la oportunidad de su vida y se acercó todo lo que pudo y más a Enrique, quien al final incluso le regaló un beso furtivo.

    Fue el ejemplo más claro de que la conexión entre Enrique y su público es instantánea. Sea en inglés o en español, es un fenómeno musical allí donde se presenta por su estilo desenfadado, directo, sin artilugios que la audiencia agradece entregándose sin límites.

    El concierto fue pura música al optarse por un escenario austero y sencillo -una gran pantalla de televisión donde se ve al cantante en sus momentos más destacados y unas grandes velas blancas donde proyectar luces o siluetas de músicos y bailarines-.

    Y la respuesta igualmente completa. Enrique puso a bailar al Madison Square Garden con todo su repertorio de canciones en inglés, a pesar de que su último éxito, "Quizás", es en español, y de que la mayoría de la audiencia era hispana.

    "Amo este país y nunca lo dejaré", afirmó Iglesias entre el griterío de los asistentes, quienes no fueron capaces de resistir en sus asientos sin seguir el pegadizo ritmo de la música.