David Bisbal y su segundo disco

Tras unas semanas de pura felicidad y con su primer Grammy Latino al mejor artista revelación, David Bisbal se prepara para "atacar" con más fuerza en su segundo disco e intentar seguir los pasos de su "maestro", Juanes.

"Me lo he pasado genial, porque tuve la oportunidad de conocer gente nueva, nuevos artistas y muchos artistas de mi tierra que no conocía", dijo el cantante español en torno a su experiencia en la gala del pasado 3 de septiembre en la ciudad de Miami.

El entusiasta y carismático joven de Almería (sur de España) habla con los ojos llenos de ilusión sobre personalidades que admira y que le inspiran como artistas y seres humanos.

El cantante dominicano "Juan Luis Guerra me parece un tío genial, es gran artista; a él lo tengo como un maestro; mi compañera Rosario Flores es muy buena persona y me siento orgulloso de ser paisano suyo", añadió.

Pero cuando habla del multipremiado Juanes, su cara se ilumina y afirma que "es un maestro, una persona tremenda. Un ejemplo claro a seguir; no tiene que ver ni la música ni nada, pero cómo trabaja y cómo trata a la gente y cómo agradece todo.... Me identifico con él".

Tal y como dijo el cantautor colombiano sobre la gala del Grammy Latino -en la que se llevó cinco trofeos- y ahora repite Bisbal, "me siento contento pero a la vez me da vergüenza: ese día fue maravilloso. Que me diesen la oportunidad de cantar, de subirme a ese pedazo de escenario, de tener una banda en directo y tantos bailarines... eso no es una cosa normal".

Con el agradecimiento que siempre manifiesta, Bisbal recuerda que "el premio fue lo máximo, algo que en mi vida me imaginaba, una sorpresa, y claro, los primeros segundos son de hipnosis total".

El Grammy Latino marca un antes y un después en la vida de esta refulgente estrella que admite que todavía no ha terminado la promoción del disco por el que fue premiado, "Corazón latino", "pero para mí ha sido un final feliz".

Lo próximo en la agenda es demostrar su fuerza, su voz y su energia y en su nueva producción en camino se avecina un Bisbal más incisivo.

"Estas canciones nuevas las siento mucho más que el primero. Este disco está elaborado con mucho más tiempo, las canciones son súper rápidas con rumba, rock, dance, todo dentro del estilo latino y sobre todo las baladas preciosas donde la gente se puede identificar", explicó.

Las historias del nuevo álbum son de infidelidad, amores prohibidos y desamor; y es que, "como dice mi paisano Manuel Alejandro, hay tres partes en las canciones: cuando se va hacia el amor, en el amor y en el desamor".

El nuevo disco, que saldrá al mercado a principios del 2004, tendrá "ritmos latinos con toques de mi tierra, que es la diferencia con la que la gente me visualiza, con guitarra flamenca y garganteo".

"Espero divertirme, compartirlo y disfrutarlo. Es rumba para bailar y para cantar. Viene con violines, percusión brasileña y cubana, guitarra flamenca y española, muy latino, muy flamenquito y bien pop", dijo.

Además confiesa que "me gusta más que el primero, no es que apueste más, es que lo siento más y lo voy a defender a muerte".

Sus planes a corto plazo incluyen continuar con clases de canto, terminar de grabar el disco, concluir la gira de conciertos por toda Suramérica y preparase para un nuevo año lleno de nuevos retos con su segundo disco.

"Ahora mismo hay que ir poco a poco. Ahora toca un poco de relax, aunque a la vez te estés preparando. Es la pretemporada, (pero) ya estoy deseando interpretar el disco", comentó.

Y con estas ansias de deleitar al público, Bisbal se prepara para mostrar su lado más impactante, dejándose el pelo más largo ("no me voy a pelar hasta mitad de octubre", dice) para acompañar así una imagen más acorde con sus nuevas canciones, que "vienen cañeras", o sea, con más fuerza