Victoria Beckham se ve feliz con su marido

David y Victoria Beckham se han dedicado estos días en Madrid a pasear y de esta forma han cambiado los rumores que apuntaban a la crisis en su matrimonio. Se vio a la pareja, abrazada y en actitud romántica, en un lugar muy visitado por todo el mundo como es la Plaza de Oriente en Madrid.

El fin de semana, el futbolista reservó un salón privado en el restaurante Goya del Hotel Ritz, donde ordenó que se decorara su mesa con docenas de orquídeas y velas.

Un miembro del equipo del hotel ha declarado que "se veía a Victoria encantada. Todos pensamos que sería su cumpleaños o aniversario de boda, pero era sencillamente que David quería pasar una velada romántica junto a su esposa."

Con un ajustado vestido negro y su melena de estilo español, Victoria y su flamante marido dieron cuenta de un cordero al asador con mostaza y risoto de bogavante y boletus, todo ello regado con Dom Perignon.

David está dedicado en cuerpo y alma a desmentir a quienes alegan que la pasada semana pudo haber algo más que una simple amistad entre el joven ídolo de masas y la especialista en romper matrimonios, la bella modelo Esther Cañadas.