Estados Unidos no quiere a Amy Winehouse

Estados Unidos no quiere a Amy Winehouse

Los planes de la cantante para su espectacular retorno a los escenarios estadounidenses se han venido abajo al conocerse la noticia de que le ha sido denegado el visado para entrar en el país.

Estaba previsto que Amy actuara en el Festival de Coachella, compartiendo cartel con músicos de la talla de Paul McCartney o The Killers. Pero las autoridades estadounidenses han bloqueado su entrada al país hasta que no se resuelvan ciertos problemas legales: la cantante está acusada de haber golpeado a una fotógrafa el pasado mes de Septiembre y deberá comparecer el próximo martes ante los tribunales.

La noticia ha supuesto un duro golpe para Amy, que se ha visto obligada a postergar su retorno. En recientes declaraciones, la cantante reconoció que la gestación de su nuevo álbum también está siendo difícil: "No me siento muy creativa en este momento."

Suponemos que la reciente relación de su ex-marido Blake con una adolescente de 17 años tampoco ha contribuido a mejorar su estado de ánimo.