Katy Perry: 'Le pedí a Dios unas tetas enormes'

Katy Perry: 'Le pedí a Dios unas tetas enormes'

Katy Perry siempre fue especial. Mientras otros niños pedían la paz en el mundo o que les quisieran sus papás, la cantante confiesa que "le rogaba a Dios para que cumpliera mi sueño. Para ello me arrodillaba en mi cama, con nueve años, rezaba y le pedía a Dios pechos grandes".

Amén. Y así fue. Claro que todo tiene su lado negativo, el ying y el yang. Kate confiesa que "afortunadamente cumplió mis petición. Pero los pechos grandes vinieron con más responsabilidades" señaló.
 
Tras varios escapes de pechos en el escenario, la cantante confiesa a The Sun: "Antes de subir al escenario o de ir a algún lugar donde se que van a haber fotógrafos, me paso diez minutos haciendo cosas para que nada se salga de su lugar". Antes de salir de casa le ocurre lo mismo, tiene que revisar que todo esté en su sitio.

Ya lo decía el otro, ten cuidado con lo que deseas porque se puede convertir en realidad.