los40 menu

  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VÍDEOS
  • TALENTOS LOS LOS40
  • ARTISTAS
  • ESTILO
  • Los protagonistas de "Crepúsculo" ya pueden descansar, tras el éxito de la saga

    Los protagonistas de

    Robert Pattinson (Edward) y Kristen Stewart (Bella), los dos protagonistas de “Crepúsculo”, la saga vampírica más rentable del cine y la literatura, dicen adiós con “Amanecer Parte 2” a las películas que dieron vida a los personajes de los libros de Stephenie Meyer, un verdadero fenómeno editorial desde que apareció en 2005.

    Cerca de 70 millones de ejemplares vendidos de los cuatro volúmenes que componen la saga “Crepúsculo” (2005), “Luna Nueva” (2006); “Eclipse” (2007) y “Amanecer” (2008), confirman el éxito de las aventuras de los vampiros y llevaron su salto al séptimo arte.

    La historia de amor entre dos adolescentes, Bella plenamente humana y Edward de una familia de vampiros, que se mostraban en contra del ataque a seres humanos, desató un gran apasionamiento por parte de los espectadores y seguidores de esta saga, no solo por su realización técnica y el profesionalismo de cada actor, sino la historia que encierra y el hilo conector que logró mantenerla hasta 5 entregas cinematográficas.

    Así mismo, logró crear personajes nuevos. Haciendo honor al nombre del segundo filme, “Luna Nueva”, hizo su entrada estelar el actor Taylor Lautner, en el papel de Jacob, un apuesto joven que transformaba su apariencia con la llegada de la noche.A la trama vampírica se añadía, entonces, un antiguo enfrentamiento con el clan de los hombres lobos y la joven Bella sucumbía a los encantos de unos.

    Lo cierto es que desde que “Crepúsculo” colocara su nombre en el cine, sus actores han trascendido la pantalla y ahora protagonizan las portadas de las revistas y diarios de medio mundo, no sólo por su profesión, sino también por sus lazos amorosos.

    El final de esta saga se dividió en dos partes: “Amanecer Parte 1” en la que se celebraba la esperada boda “adolescente” de Bella y Edward. Una luna de miel apasionada se convertía en el principio de un embarazo atípico, en el que Bella sufría al gestar un híbrido de humano y vampiro, que se llamaría Renesmee. El nacimiento de Renesmee vino acompañado de la conversión de Bella en vampiro, con el fin de lograr salvar su propia vida y preparar el camino para el broche de oro de la saga.

    Así los protagonistas tuvieron un final feliz, tanto que se les ve muy cariñosos. De momento, parecen no tener planes de casarse, pero probamente sí de ser padres.