5 razones por las cuales los hombres aman los senos

5 razones por las cuales los hombres aman los senos

Para nadie es un secreto que a los hombres les encantan los senos; para unos los mejores serán los grandes como melones y otros preferirán un tamaño promedio, ni tan grande ni tan pequeño. Lo cierto es que es muy difícil para ellos no mirar el busto a una mujer y menos si ella tiene un escote.

¿Pero por qué ellos quieren y admiran tanto los senos de la mujer? Aquí cinco razones que podrían dar respuesta a esta inquietud:

1. Evocan mejores tiempos: Cuando los hombres las ven, les recuerda que hubo un tiempo donde el estrés sólo se remitía a no obtener su comida a tiempo. Cuando éramos bebés toda nuestra felicidad venía empaquetada en ellas y a nivel inconsciente los chicos recuerdan que gracias a ellas se sintieron protegidos y seguros.

 

2. Tabú Social: Aunque la publicidad recurra mucho a mujeres con escotes y todos hayan visto un par de senos en sus vidas, sigue siendo la fruta prohibida en la mayoría de las regiones del mundo.

El ser humano está programado para desear lo que no puede tener fácilmente, y mientras más difícil se vuelve conseguirlo, así también incrementa la obsesión por ello.

 

3.Símbolo de fertilidad: Pensar en la civilización más antigua remonta a las figuras de mujeres con grandes bustos, y esto no es al azar. El tamaño y la forma de los pechos femeninos revelan a la sociedad (a un nivel subconsciente) la capacidad de amamantar a los hijos.

 

4.Más sabe el diablo por viejo: No es sorpresa que los hombres saben que al tocar debidamente los senos pueden llegar a tercera base.

 

5.Supervivencia de los más fuertes: Como bien lo decía Charles Darwin, las especies más fuertes son las que sobreviven. Según su teoría, todos los seres vivientes estén diseñados biológicamente para intentar dejar descendencia más fuerte y sana.

Unos pechos firmes y de buen tamaño evocan a una mujer saludable, por lo que dan claves biológicas a sus potenciales parejas de ser capaces de procrear descendencia igual de fuerte.

MÁS SOBRE: