5 prácticas sexuales que debes hacer antes de morir

Un trío, tener sexo con una persona del mismo sexo ¿Con cuál se quedan?

5 prácticas sexuales que debes hacer antes de morir

Foto: Flickr/CC/Moriza

En temas sexuales hay miles de cosas para experimentar y en especial algunas prácticas sexuales que se pueden elaborar mientras se disponga de un cuerpo de carne y hueso. 

1. Trío: Hacer un trío es una de las fantasías sexuales más apetecidas por hombres y mujeres pero muy pocos se atreven a hacerlo por tabús impuestos por la sociedad o simplemente no les agrada la idea de 'compartir' con alguien más en este momento tan íntimo.

En las parejas que llevan mucho tiempo juntas, esta idea es muy buena para revivir la pasión y que vuelva a renacer el amor.

2. Probar con una persona de tu mismo sexo

Es vital entender la sexualidad como un viaje y no como una 'excursión organizada', pues en algún momento de la vida nos preguntaremos que hay detrás de la valla de la heterosexualidad y querremos probar una experiencia con alguien del mismo sexo.

Según un artículo del Huffington Post, el 80% de las mujeres heterosexuales ha tenido fantasías lésbicas y nunca se atrevió a preguntar nada.

3. Practicar el sexo con alguien que no hable ni una sola palabra de tu idioma

La psicóloga norteamericana Sue Johnson, especializada en la terapia focalizada en las emociones, lo que los anglosajones llaman ETF (Emotionally Focused Therapy) sostiene que en el momento del sexo lo más importante no es lo que se dice, sino cómo se dice y además el contacto físico: cómo abrazarse, sentirse y por eso por qué no se arriesgan a intentarlo con alguien de otro idioma.

4. Explorar el sexo tántrico

Según Munindra, “la sexualidad que habitualmente tenemos es bastante inconsciente y, aunque aprendamos cosas nuevas, ésta se rige habitualmente por un patrón demasiado mecánico. Con el tantra podemos hacer que se vuelva algo más consciente, lo que hará que disfrutemos más de ella y que además, a través de nuestras relaciones sexuales podamos empezar a descubrir cosas y crecer en otros ámbitos de nuestra existencia”.

5. Tener una aventura

Lo interesante de esta propuesta es el hecho de relacionarse con alguien por motivos estrictamente sexuales, sin ánimo de lucro y cuyo fin primordial es rendir culto a la lujuria.

No hay nada mejor que tener compañero sexual con el cuál se pueda explorar las diferentes facetas de la sexualidad y así crecer en este ámbito.


Comentarios