los40 menu

  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VÍDEOS
  • TALENTOS LOS LOS40
  • ARTISTAS
  • ESTILO
  • “Nos arrastrábamos de un cuarto a otro para no ser vistos", joven que vivía en la casa donde grabaron ‘Mi pobre Angelito’

    Laura Abendshien de 36 años contó su experiencia cuando vio grabar el clásico navideño ‘Mi pobre angelito’ en su casa en Chicago.

    Cuando tenía 6 años, Laura Abendshien fue testigo de las grabaciones de la película ‘Mi pobre angelito’, la cual se ha convertido tras 30 años después de su lanzamiento, en todo un clásico navideño amado por chicos y grandes en todo el mundo.

     

    Abendshien contó en el programa ‘This Morning’ desde Chicago, que durante el rodaje conoció a varios miembros del elenco como Macaulay Culkin (Kevin McCallister), su hermano Keiran (Fuller), Joe Pesci (Harry, uno de los ‘Bandidos Mojados’) y Devin Ratray (Buzz).

     

    "Macaulay Culkin usaba mi habitación para estudiar con su tutor y su hermano [Keiran], no estaba filmando tanto, así que pasaba el rato allí", expresó la mujer, quien tiene actualmente 36 años.

     

    También resaltó que durante las grabaciones tenían que arrastrarse de un lado a otro, con tal de que no fueran captados por las cámaras y no retrasar las escenas.

     

    Nos quedamos en la casa casi todo el período, que fue de cuatro o cinco meses. Para evitar aparecer en la pantalla, nos arrastrábamos como el ejército, alrededor de la línea de la ventana de un cuarto a otro", narró Abendshien.

     

    Sin embargo, la mujer contó que hubo algo que la decepcionó de la película. “Recuerdo la escena en la que los ladrones intentan ir del tercer piso a la casa del árbol a lo largo de la cuerda y Kevin la corta y todos salen volando. Fue muy traicionero porque tenían dobles de acción, pero ellos sabían lo que estaban haciendo”.

     

    Luego del lanzamiento de ‘Mi pobre angelito’ (o Home Alone como se tituló en inglés), cientos de personas llegaron a su casa para tomarse fotos y hacer un recorrido en ella. No obstante, los padres de Laura la vendieron en 2012.

     

    “Fue muy surrealista cuando salió la película y, de repente,había una fila interminable de autos. La gente quería ver la casa y tomar fotografías y eso era muy nuevo para nosotros. Eso nos encantó y compartimos la magia de la película”, concluyó.


    Comentarios