¿Cómo serán los espacios de conversación en ‘Tenemos que hablar Colombia?

Las voces de los colombianos y colombianas necesitan ser escuchadas para construir un mejor futuro para el país.

Cortesia:Tenemos que hablar Colombia

Colombia vive un momento histórico. Es la oportunidad de dialogar, de proponer, de construir, para cambiar, para transformar, para generar una nueva visión de país. Es el momento de interactuar. Queremos ser escuchados, por eso 'Tenemos que hablar Colombia'.

Las universidades colombianas EAFIT, Los Andes, Nacional, Industrial de Santander, del Norte y del Valle, con apoyo de la Fundación Unidos para la Paz y el Grupo Sura, crearon los espacios ‘Tenemos Que Hablar Colombia’, para que diferentes jóvenes de diferentes ciudades del país expresen sus ideas, den un panorama de su percepción del país, cuenten cuáles son los problemas identificados, cuáles son sus emociones, qué medios de resolución imaginan, entre otros asuntos fundamentales para la construcción de un mejor futuro.

Durante el 2021 se llevarán a cabo a través de plataformas virtuales y encuentros presenciales, diferentes diálogos que reunirán a miles de colombianos para que conversen e incidan en las decisiones públicas para el cambio social.

¿Cómo será el desarrollo y la metodología de las conversaciones?

Diversas instituciones educativas, organizaciones sociales, entidades públicas y privadas han desarrollado y puesto a disposición espacios de reflexión sobre desafíos locales, comunitarios, nacionales e, incluso, internacionales.

La necesidad actual del país es generar diálogos donde los ciudadanos, con sus vivencias, problemas, necesidades y requerimientos, sean los protagonistas y contribuyan a la construcción colectiva de nuevas respuestas que den solución a las diferentes problemáticas que se están viviendo a lo largo del territorio nacional.

Las conversaciones de ‘Tenemos que hablar Colombia’ se llevarán a cabo de tres diferentes maneras:

Colombia a Escala:

Inicialmente, un sociólogo y un equipo de analistas, bajo criterios sociológicos y estadísticos, escogerán una muestra representativa de la población nacional de personas mayores de 10 años, las cuales serán contactadas a través de diferentes canales y participarán de las conversaciones que se llevarán a cabo en grupos de cinco y tendrán una duración de dos horas. De acuerdo con las proyecciones estimadas para la muestra, se deberán realizar diariamente al menos dos sesiones de conversaciones.

Las conversaciones, que se llevarán a cabo en la plataforma virtual Zoom, contarán con un facilitador que será el encargado de guiar la sesión y poner en debate las preguntas que se tomaran en cuenta en este espacio: ¿Qué debe cambiar, mejorar o mantener en nuestro país? ¿Por qué?, ¿Cuál de estas problemáticas o temas debemos priorizar? ¿Por qué? y ¿Cómo lograr el cambio? ¿Quién lo debe liderar?

Una vez finalizada la sesión, los facilitadores enviarán a los participantes un mensaje de gratitud vía correo y con la intención de mostrar transparencia, una captura del StormBoard obtenido en la conversación

Finalmente, un experto en teoría de argumentación y un economista para el análisis de confianza sistematizarán y analizarán la información recolectada en un documento técnico que será presentado ante el Comité Académico.

Conversar es mejor

Este espacio se llevará paralelamente con Colombia a escala y la participación estará abierta a todas aquellas personas que quieran sumar su voz al gran dialogo nacional por un mejor país.

En estas conversaciones ya se cuentan con iniciativas disímiles para el encuentro y la escucha, las cuales han sido promovidas por instituciones académicas, organizaciones sociales, empresas y gobiernos.

Las sesiones de Conversar es mejor tendrán una duración de una hora, la participación de 4 a 9 personas y contarán con un moderador que llevará a cabo una metodología similar a la de Colombia a Escala.

Diálogo de diálogos

En este espacio se busca identificar, reunir, analizar y valorar los aspectos centrales de otras agendas de conversación del país que contribuyen a la construcción de un mejor país.

La compilación de la información de estos espacios para la incidencia estará mediada por la suma de capacidades analíticas de profesionales y expertos de las universidades participes de ‘Tenemos que hablar Colombia’, las cuales tendrán como prioridad orientar el proceso de recopilación, clasificación y estudio de los resultados que compartan todas las entidades generadoras de diálogos a lo largo y ancho de Colombia.

Los colombianos debemos seguir trabajando en la construcción de puentes que nos impulsen a imaginar nuestro país del futuro.


Comentarios