¿Por qué los famosos se tatúan? Les contamos las razones

¿Por qué los famosos se tatúan? Les contamos las razones

1. Rihanna: Por cultura

Cada vez que la cantante de Barbados pasa por una ciudad, lo primero que visita son los sex shops y los salones de tatuaje, donde reconoce que se siente como en casa: "Me encanta visitar a los tatuadores. Los tattos me intrigan muchísimo, hay toda una subcultura en torno a ellos y la estoy estudiando”, dijo alguna vez Rihanna respecto a esta moda.



2. Justin Bieber: Para recordar a sus seres queridos

Muy al estilo gánster y ‘bad boy’, Justin Bieber es uno de los artistas que a pesar de sus miles de situaciones desafortunadas y malas conductas, a través de sus tatuajes muestra que tiene su lado sensible. Decidió tatuarse un corazón con la leyenda "amor de madre" y un ojo abierto en el brazo que simboliza la mirada de su madre, Pattie Mallette.

 

3. Katy Perry: Por religión

Hay personas a las que les gusta llevar sus creencias inscritas en la piel para recordarlas en sus momentos más difíciles. Katy Perry, que fue criada en un entorno muy religioso, decidió tatuarse a los 18 años, el nombre de Jesús en la muñeca: "Me gusta saber que, pase lo que pase, estará siempre ahí. Cuando lo miro es como si me dijera 'recuerda que viniste de aquí y siempre podrás volver'", explicó alguna vez la cantante.

 

4. Lady Gaga: Por publicidad

Hay artistas que aprovechan el espacio libre en su piel para promocionar sus productos. Así lo hizo Lady Gaga cuando anunció su tercer álbum, ARTPOP, tatuándose el título en su brazo.

 

5. Britney Spears: Por amor

Hay parejas que cuando se sienten tan seguras con su pareja y creen que ese amor será para siempre, se tatúan el nombre, el rostro o algún símbolo que le recuerde a esa persona. Un ejemplo es Britney Spears, quien todavía luce orgullosa el par de dados rosas que se tatuó hace años en honor al padre de sus hijos, Kevin Federline.

 

6. Harry Styles: Por gusto y estética

No es necesario tener motivos profundos para llenarse el cuerpo de tinta. Cuando Harry Styles, el chico de One Direction, decidió hacerse el primer tatuaje seguramente encontró que se veía más atractivo, así que siguió cubriendo sus brazos y pecho con diversos dibujos.