Todo por amor: robó un banco para que su amante se cambiara de sexo

Esta historia cautivó a muchas personas, quienes se mostraron sorprendidas por la razón del robo.

12102022 John Wojtowicz

John Wojtowicz fue un hombre en los setenta decidió robar un banco para que el amor de su vida pudiera cambiarse de sexo. Todo sucedió en Nueva York, demostrando lo lejos que puede llegar alguien por el amor que siente por una persona.

Si esta historia te suena conocida es por que inspiró a la película ‘Tarde de Perros’, de 1975 y estuvo protagonizada por Al Pacino, Charles Durning, Penelope Allen y John Cazale.

Mira también:  Estas fueron las últimas comidas de algunos presos antes de su ejecución

El hombre quería robar una sucursal del banco Chase Bank, en Brooklyn, junto a unos compañeros, Salvatore Naturale y Bobby Westenberg. El plan inició mal, ya que cuando ingresaron armados se dieron cuenta que la bóveda estaba casi vacía. En ese momento Westenberg abandonó la misión.

Los dos que quedaron entraron en pánico por ver el poco dinero que había, esto causó que uno de los guardas de seguridad advirtiera a la Policía de Nueva York sobre el atraco.

En pocos minutos estaban rodeados por las autoridades y tenían una gran desventaja. Por ese motivo, tomaron como rehenes a 8 vigilantes del banco, para negociar con la Policía.

Wojtowicz hizo que la Policía les llevara comida a los rehenes y que le pagaran al repartidor con un fajo de billetes.

Durante la negociación, que estaba siendo transmitida en vivo, dijo que el necesitaba que llevaran a su esposa al hospital.

"Quiero que traigan a mi esposa del hospital. Su nombre es Ernest Aron. Es un hombre. Soy gay", dijo.

Allí hizo la revelación del motivo por el que iba a robar el dinero. Ernest quería cambiarse de sexo y en esa época la homosexualidad era considerada una enfermedad. Por esa razón, había sufrido depresión y hubo intentos de quitarse la vida.

Te puede interesar: ¿Qué pasó con el único sobreviviente de Jeffrey Dahmer?

Al final, los ladrones pidieron un viaje al exterior y cuando pensaron que lo habían conseguido fueron engañados en el aeropuerto. Murió el compañero de Wojtowicz y luego de eso lo capturaron a él, dándole 20 años de prisión.

La película ‘Tarde de Perros’ se lanzó cuando estaba tras las rejas y con el dinero que se recaudó se operó su pareja, para convertirse en Liz Eden.


Comentarios