Bradley Cooper confiesa cómo dejó atrás su adicción a la cocaína

Problemas de salud mental, alcoholismo y drogas. Así fue el calvario que vivió el actor, que casi se retira hace más de una década

15062022 Bradley Cooper

Con mayor frecuencia las estrellas de Hollywood se sinceran acerca de sus problemas emocionales o adicciones. El tabú de dejarlas como algo privado parece que quedó en el pasado y ahora los famosos están optando por hacer públicas sus adicciones o problemas emocionales.

Es el caso del actor estadounidense Bradley Cooper, reconocido por sus papeles en producciones como ‘Nació una estrella’ ‘Francotirador’. Cooper de 47 años recientemente decidió sincerarse en un podcast llamado Smartless, en el que habló abiertamente sobre un pasado que lo atormentó con adicción a las drogas, específicamente la cocaína.

Mira también: Video: famoso tiktoker Cooper Noriega habría predicho su muerte

El testimonio de Cooper

En dicho espacio, conducido por los actores y amigos: Jason Bateman, Sean Hayes y Will Arnett, Cooper se sinceró sobre los difíciles momentos que vivió durante su juventud por su adicción a la cocaína. De hecho, uno de los presentadores, Will Arnett, comentó durante la transmisión que le dijo a Bradley: “Yo te quería mucho y quería que estuvieras bien, y sabía que no te sentías nada bien con todo aquello”.

No obstante, Cooper contestó que efectivamente “estaba muy perdido” y solo hasta el 2004 durante un diálogo con el propio Arnett, fue que pudo darle un rumbo diferente a su vida.

De igual manera, el actor reveló que cuando fue despedido de ‘Alias’, pensó seriamente en retirarse de la industria ya que además de su adicción a la cocaína, también tuvo problemas con el alcohol y según contó tenía “cero autoestima”.

Te puede interesar: El Juego del Calamar tendrá segunda parte, confirma Netflix

Sin embargo, al margen de todos esos problemas, Cooper vio ‘salir el arcoíris’ tras llegar el éxito en taquilla ‘¿Qué pasó ayer?’, que recaudó más de 400 millones de dólares y lo ayudó a sobrellevar esa tórrida situación de años anteriores.

Finalmente, Bradley Cooper le comentó a su gran amigo Arnett que fue entre los 29 y 34 años que pudo reorganizar su vida, “cuando al menos fui capaz de ponerme delante de alguien, respirar, escuchar y hablar”, sentenció.


Comentarios