¿Por qué dormir con una almohada entre las piernas?

Lo que hagas den noche puede verse reflejado en el día.

¿Por qué dormir con una almohada entre las piernas?

Con los años va cobrando sentido la frase: “dormí, pero no descanse”, que antes escuchábamos solo en personas mayores, pero que, como van las cosas, empezamos a considerar.

Sin embargo, existe una clave para descansar mientras se duerme, utilizando un objeto que tenemos de sobra en nuestras camas.

Te puede interesar:

¿Qué efectos tiene dejar de masturbarse?

Poner una almohada —dos en caso de que sean delgadas— entre rodilla y rodilla, puede ser la solución definitiva a las noches en vela y los días con dolencias.

Sin entrar en cuestiones medicas y haciendo el cuento menos largo, al hacerlo se evitan las malas posiciones de pelvis y espalda.

Lee también:

Las posiciones sexuales con las que podrás llegar a un orgasmo si agregas una almohada

O, en caso de dormir boca arriba, se puede colocar bajo las rodillas, lo que —a la larga— también evita que cambiemos de posición durante la noche.

Cualquier almohada es optima para este trabajo, no se necesita de una ortopédica o compara un nueva, solo debemos asegurarnos de que cumpla con su función de evitar que las rodillas se toquen entre sí. Y listo, ahora todas serán la mejor noche de tu vida.


Comentarios