“Maltrátame”: Aída Victoria Merlano confesó cuáles son sus fetiches preferidos en la intimidad

La influencer se sinceró con sus seguidores y reveló cuáles son esos detalles que la ‘enloquecen’ a la hora de tener sexo

23062022 Aída Victoria Merlano

La influencer barranquillera Aída Victoria Merlano está acostumbrada a hablar sin filtros. Sus contenidos en redes sociales son, en muchas ocasiones, el reflejo de su extrovertida personalidad.

Sin ‘pelos en la lengua’, la creadora de contenido decidió hablar ‘a calzón quitado’ con sus seguidores acerca de lo que para muchos sigue siendo un tabú o simplemente algo que genera pena: los fetiches en las relaciones sexuales.

Mira también: ¿Arrepentimiento o censura? Este fue el candente TBT de Sara Uribe que fue eliminado de Instagram

A través de su cuenta de Instagram, en la que suma más de 3.3 millones de seguidores, decidió habilitar la caja de preguntas y respuestas para interactuar con los internautas sobre este candente tema.

Vale la pena recordar que la influencer oficializó su reconciliación con el artista colombiano ‘Naldy’, con quien se le ha visto inseparable desde entonces.

Los fetiches de Aída Victoria Merlano

La primera pregunta fue si le gustaba que la escupieran. A lo que Merlano contestó “Me gusta que me escupan en la boca”. De igual manera, sorprendió confesando que está de acuerdo con sus seguidores en el tema del ‘maltrato’ para encender la llama de la pasión: “maltrátame, dame trompadas, escúpeme”, comentó la joven de 23 años.

Te puede interesar: Trapecio: una de las posiciones sexuales más placenteras para los hombres

Otra de las cosas que Merlano contradijo de los internautas fue que a ella sí le gusta que los hombres hagan ruido o que gimen cuando están haciendo el acto. Asimismo, comentó que rechaza las actitudes egoístas por parte de los hombres que solamente buscan satisfacer sus necesidades sin complacer a su pareja.

Finalmente, uno de los fetiches que Merlano mencionó a la hora de hacer ‘el delicioso’ es que sí le gusta que mientras se encuentra en el acto, le gusta que estimulen con los dedos en el recto pero es clara en que le avisen. “A mí me enojaba, pero mira que se siente rico (…) si uno se relaja, y si avisan, se siente rico”.

MÁS SOBRE:


Comentarios