La libélula: posición sexual que ofrece placer a hombres y mujeres

¿Ya la has hecho? Esta postura está en el grupo de las más sencillas y que logran ofrecer mutua satisfacción.

La libélula: posición sexual que ofrece placer a hombres y mujeres

Foto: GettyImages

A veces no es culpa tuya, ni tampoco de tu pareja, como dice Shakira, es “culpa de la monotonía”, por eso experimentar nuevas posturas sexuales puede conseguir nuevas experiencias que aumentan la pasión y crean lazos fuertes.

La sexualidad es uno de los temas más importantes para las personas que mantienen una relación y también para quienes solo disfrutan sin ningún tipo de compromiso.

Incluir nuevas técnicas sexuales, con mayor frecuencia de intercambio de posturas, puede ser sinónimo de aumentar la frecuencia de los orgasmos, a los que no siempre se llegan con el coito.

Mira también: Posiciones sexuales para aumentar los gluteos, según estudio

Con el tiempo, más estudios e información llegan de forma sencilla a todos los que inician su vida sexual y educan a grandes y chicos. Diferentes cifras han arrojado que las mujeres no siempre llegan al máximo de placer en el coito, razón por la que ‘La libélula’ es una postura que puede garantizar llegar al clímax y excitar también a sus parejas.

¿Cómo es ‘La libélula’?

En esta postura lo que más usa el hombre es su boca, permite que los hombres sientan excitación por el disfrute de su pareja, quien puede jugar con sus manos acariciando diferentes partes del cuerpo de su parece hasta poder transformarse en un 69.

El hombre está recostado mientras la mujer se pone encima de él a la altura de sus hombros, logrando acercar su pelvis a la boca de su pareja.

/ Foto: menshealth

Te puede interesar: Consejos para mejorar tu desempeño en la cama y no ser considerado mal polvo

Esta posición sexual permite que haya un goce mutuo y se priorice del amor propio, pues es importante conocer el ritmo y las zonas erógenas que propician el orgasmo y la eyaculación.

Las mujeres no solo cuentan con el famoso ‘punto G’, por eso juguetes como el Satisfyer usan descripciones como “el cuerpo de una mujer es un lienzo diverso y maravilloso de excitación multifacética y, al igual que la Tierra, está dividido en capas conectadas entre sí”.

Cuanto más se practica el explorar las vías de placer, “más conexiones se pueden hacer y los orgasmos pueden ser más intensos. Por eso, es una buena idea conocer las distintas zonas erógenas y el tipo de estimulación que requiere cada una de ellas”, comentó la sexóloga Megwyn White al portal ‘Elle’.


Comentarios